30/6/11

EL 15M LLEGA A LOS MESES J

Y en esto que el 15M llega a los meses J convertido en un delirio de proyecciones democráticas, un delirio en el que los componentes olvidan ser cuerpos golpeados para reinterpretarse como ciudadanos demiúrgicos henchidos de idearios!!! Como si bastara la inocencia de no ocupar una poltrona para poder fraguar virtuosamente el porvenir... Y se intuye, sin embargo, que un cambio fraguado en esas hormas de democracia sublimada producirá tantos o más cuerpos golpeados... porque el capital solo es libre cuando se representa la tragicomedia ciudadana. El pensamiento arriesgado, la Política, las proyecciones de lo (im)posible, no emergen de la espontaneidad ensamblada y asamblearia... surgen de la sedimentación y del rumiar, de la estrategia y de la contemporización, surgen del análisis... y la masa no rumia ni discierne sedimentos, no contemporiza ni calcula estrategias, no analiza; la masa es un no-sujeto sin dobleces ni reflexiones; la masa es, simplemente, lo que aparenta. Y lo que aparenta es, complejamente, lo que dicen de ella. En los meses J, los cuerpos del 15M tienden irremediablemente a codificarse en esas categorías políticas que inventaron los ilustrados burgueses hace más de 200 años... como si al sacarles brillo fueran a cumplir otra función...

1 comentario:

  1. ¿La masa "gris, espesa y municipal" de Ortega se ha trasvestido de 15-M? No creo que sea la tesis hegeliana la que pueda explicar semejante transmutación. Ni que se postule un elitismo oligárquico que "conoce y sabe" mientras que la masa -el pueblo- es ignorante y necesita liderazgo conductista que los lleve ¿A qué paraíso? Pasando la prueba del algodón, la capacidad de intervención en la sociedad y sus consecuencias ¿A dónde nos ha llevado una élite dirigente y ordenante del devenir del pueblo sin su participación y profunda convicción? Ni el despotismo ilustrado, ni el absolutismo, ni las oligarquías industriales-financieras, ni los maoísmos jemeres, ni los socialismos reales posibilitan libertad y desarrollo sostenible de las personas y pueblos. Pero caminamos, todos, en este proceloso mar de contradicciones sociales y políticas con la esperanza de que otro mundo es posible y que lo estamos haciendo posible, poco a poco, los muchos, en procesos dialógicos- como este- no los pocos. Salud.

    ResponderEliminar